Actualidad
Jornada Mundial de la Juventud 2013

¡Id y haced discípulos a toda los pueblos! (cf. Mt 28,19)

"Id y haced discípulos a toda los pueblos" Lema oficial de la Jornada Mundial de la Juventud, transmitida a todos los jóvenes católicos del mundo. Este lema quedo muy dentro de mí.

Hace dos semanas regrese de mi viaje, una experiencia única, divertida e inolvidable, el cual disfrute cada momento. Primeramente inicie esta experiencia una semana antes en la Prejornada, llegando a la Ciudad de Aparecida, Sao Paulo. Desde mi llegada fui acogido todo el tiempo por el manto y los brazos de Nuestra Señora de Aparecida. Tuve esta gran oportunidad y privilegio de llegar y tener mis actividades centrales del está Prejornada en el Santuario de Nuestra Señora de Aparecida. Desde; que como yo, estábamos ahí con el mismo objetivo, los mismo miedos, la misma emoción y motivación.

Estuve 5 días en esta ciudad todo el tiempo realizando actividades como celebraciones eucarísticas, catequesis, convivencias, eventos culturales y momentos de recreación. Pude conocer y compartir con personas de varias nacionalidades y me di cuenta de algo, no importa cultura, país, edad, raza, idioma ni alguna otra diferencia; todos, vivimos nuestra Fe y amor de Dios de la misma manera, con las mimas características, motivaciones, deficiencias y complicaciones. Me di cuenta que ni mi comunidad, ni grupo parroquial somos los únicos que vivimos nuestra Fe, somos más en todo el mundo, trabajando juntos, unidos por el amor de Dios. De la misma manera, tuve oportunidad de conocer el Carisma de los Oblatos Misioneros de María Inmaculada, quienes fueron los anfitriones de esta prejornada que yo viví. De esta primera semana, me llevo muchas experiencias de vida que agradezco a Dios por haberme permitido ser parte de todo eso.

Terminada mi Prejornada era momento de irnos a los actos centrales de la JMJ 2013; por lo viajamos a Rio de Janeiro, Brasil. De la Ciudad de Aparecida a Rio hice un viaje en camión de 6 hrs (viajando de noche). Al llegar a Rio por la mañana, ya no fui acogido por Nuestra Señora de Aparecida sino quien me acogió en ese momento y en toda mi estancia en Rio hasta que regrese fue "Cristo Redentor de Corcovado", con sus brazos abiertos me acogió, como lo hizo con cada uno de los 5 millones de jóvenes peregrinos quienes estuvimos en este gran evento.

Los primeros días nuestra estancia en Rio no fue tan buena como uno desearía. Al llegar, el lugar asignado (una escuela) donde nos hospedarían esos días estaba lleno, por lo que nos tuvieron que reubicar, pero tardaron mucho en encontrar otro lugar. Al final, nos llevaron y distribuyeron al grupo con el que iba en tres jardines de niños en una comunidad llamada Santa Bárbara en la Ciudad de Niteroi (a 1 hr.) de Rio. Además de esto, ese mismo día de nuestra llegada empezaba a presentarse un frente frio que causó que esos primeros 4 días tuviéramos lluvias continuas y frio que se acrecentó debido a que allá en Brasil es Invierno. Nadie íbamos preparados para esos climas; por lo que sufrimos un poco. Además que con ese clima y tanta gente reunida en Rio, causo una pequeña epidemia de enfermedades en vías respiratorias y de esto no me libre y me enferme un poco. Sin embrago, quiero compartirles que a pesar de todo, siempre sentí los brazos y amor de Cristo, ya que la comunidad que nos hospedó en sus escuelas, nos trataron de maravilla, dieron todo lo que pudieron, sin importar sus mismas necesidades y no cuidaron consintieron mucho. Además, sentir el amor de Dios y ver que todos tenemos una misma motivación y Fe no dejo que el clima y las circunstancias fueran algo relevante.

Durante los actos propios de la JMJ, logre conocer mucha más gente, conocer sus experiencias y todo lo que hicieron cada uno de ellos para poder ir y vivir esta experiencia.

Además, logre vivir esos momentos cerca del Papa Francisco; si bien es cierto que no pude estar tan cerca como hubiera querido en las misas y platicas debido a la gran cantidad de personas reunida en la Playa de Copacabana donde se realizaban los actos centrales, si pude estar en esos momento y escuchar sus mensajes y su carisma noble. Pero sobre todo, me quedó dentro de mi sus palabras y mensaje último que dio en la misa de clausura, que yo a su vez quiero transmitir a ustedes.

Si no tuvieron la oportunidad de conocer este mensaje, pueden escucharlo aquí:

"IR, SIN MIEDO, PARA SERVIR" Estas palabras quiero compartir a ustedes, así como Cristo por medio del Papa Francisco me lo transmitió a mí. La mejor manera de evangelizar y transmitir la palabra de Dios; es simplemente, amando y sirviendo a los demás; esta es la mejor manera de evangelizar. No debemos tener miedo de hacer esto, Jesús siempre va estar con nosotros, a nuestro lado, viviendo lo que nosotros vivimos y créanme que nunca nos dejara solos. Así que "Vayan, sin miedo para servir".

Quiero agradecer a todos y cada uno por esta gran experiencia que me permitieron vivir, con esa ayuda, motivación, apoyo y confianza que me brindaron para esto. No me queda más que decir ¡Muchas Gracias! Que Dios lo cuide y los acompañe.

Guillermo I. Platas Jiménez
omegagipj@hotmail.com

Noticias
Vídeos
Boletín Koinonía
La Biblia, Palabra de Dios

La Biblia
La lectura de la Sagrada Escritura nos pone en contacto con la auténtica palabra de Dios. Para que nuestra lectura de la Biblia sea verdadera plática y conversación provechosa con Dios, debemos entrar en diálogo con Él, antes que buscar la simple instrucción y el estudio estéril. Cuando escuches la voz de Dios, no te endurezcas ni le cierres las puertas de tu corazón.

Descarga la Biblia de Jerusalén
Aviso de Privacidad